Entrevistas colectivas: Deja de pensar como candidato y comienza a pensar como evaluador

Te llamaron o citaron por e-mail. Acudiste a la recepción y te dijeron algo como: “por favor, espere aquí”. Mientras estabas sentado pudiste observar a los otros candidatos, la mayoría de ellos cabizbajos, mirando el celular o bien con esa típica expresión facial conocida como “cara de póker”.

 

Por lo general llega un momento en la entrevista colectiva en el cual el psicólogo les pide a los candidatos que se presenten. Quizás en situaciones anteriores escuchaste pacientemente a cada persona hasta que llego tu turno, sin prestar mucha atención a lo que decían los demás, quizás por los nervios mientras pensabas en qué decir o quizás por sentir que la presencia del otro es un pequeño obstáculo para conseguir tú objetivo.

 

Hace muy poco tiempo logré darme cuenta de algo que puede aumentar tus probabilidades de pasar con éxito una de estas entrevistas e incluso, llegar a disfrutarlas tremendamente. Hoy te quiero mostrar uno de los aspectos más importantes de esta experiencia: es una oportunidad única para crecer profesionalmente.

 

Veamos algunas características propias de la entrevista colectiva:

  • Cada candidato quiere mostrar lo mejor de sí mismo.

  • La mayoría de los candidatos probablemente piensan o sienten que los otros candidatos son su competencia, dado lo cual se comportan de manera ligeramente distante y formal.

  • Las dos características anteriores generan el contexto propicio para que cada candidato, al momento de presentarse, haga un esfuerzo extra por mostrar lo mejor de sí y desplegar todos sus recursos.

 

Es aquí en donde tu inteligencia profesional entra a jugar en el tablero, haciendo algo que probablemente el 90% de los candidatos en una entrevista colectiva jamás se les ocurriría hacer: escuchar atentamente a cada uno de sus colegas para exportar conocimientos y aprendizajes de sus mejores habilidades.

 

Piensa por un momento en esto: ¿en qué otra situación social tendrás la oportunidad de observar a muchas personas intentando desplegar sus mejores recursos profesionales?

Si lo miras desde otro punto de vista, la entrevista colectiva más bien se parece a un complejo laboratorio psicológico, en donde puedes observar una serie de recursos en acción y además, evaluar el resultado que tienen estos recursos (por ejemplo, en el lenguaje no verbal del psicólogo).

 

Te propongo la siguiente tarea:

La próxima vez que asistas a una entrevista colectiva, presta mucha atención a lo que dicen las otras personas y pregúntate: ¿Qué aspecto, información, recurso, palabras utilizadas o gesto no verbal me gusta de esta persona y podría incorporar a mis propias presentaciones futuras o incluso a mi manera de trabajar?

 

Probablemente te sea difícil incorporar un aprendizaje en menos de cinco minutos, pero si haces esta tarea y luego de la entrevista te tomas un momento para recordar y anotar que es lo que pudiste aprender de cada candidato, te aseguro que para la próxima entrevista habrás mejorado exponencialmente, como si cada uno de tus “competidores” te hubiera regalado un 1% de valor profesional y si otras personas incluyen también esta estrategia, a largo plazo CRECEMOS TODOS.

 

De esta manera estas tomando un rol proactivo en la situación de la entrevista, ya que no solamente estas ahí para ser evaluado, sino que también puedes utilizar tu inteligencia profesional para evaluar el contexto, las personas y a ti mismo. En ese momento dejas de pensar como candidato y comienzas a pensar como evaluador.

 

Cuando eres capaz de pensar como evaluador, aumenta tu sensibilidad sobre las necesidades de la empresa y no solo acerca del tipo de profesional que buscan sino sobre todo: el tipo de persona que desean en su organización.

Mediante este cambio en tu punto de vista obtienes los siguientes beneficios:

  • Extraes información exacta sobre de las necesidades específicas de la empresa, lo cual te permite ponerte en un lugar en el cual puedes satisfacer esas necesidades.

  • Puedes aumentar un 1% de valor profesional por cada observación que realices para tu próxima entrevista con solo escuchar atentamente a los otros candidatos y hacerte las preguntas adecuadas.

  • Reduces tu ansiedad y observas el momento presente como una inversión a mediano plazo.

 

Espero que este nuevo recurso te pueda ayudar a crecer profesionalmente. Te invito a compartir este artículo y a recomendar la página, porque mientras más empoderes a otros más fuerte serás tú.

 

 

Please reload

Similares
Please reload