¿Tienes miedo a trabajar en minería?

El miedo al trabajo es un tema muy poco tocado, el cual a nivel clínico está relacionado a la fobia social, pero desde mi humilde punto de vista mucho más complejo. En este artículo revisaremos dos causales y dos soluciones:

 

Causal 1: el deseo de libertad

Lo cierto que uno de los valores que rigen el espíritu de los tiempos actual es la libertad. Todos en algún momento ansiamos diversos tipos de libertad: libertad familiar para acceder a nuestro propio hogar, libertad profesional para trabajar en un buen lugar y libertad financiera para tomar el control de nuestras finanzas.

 

Ahora bien, es posible que sea este “discurso de la libertad” una de las principales raíces del miedo laboral… ¿por qué?, porque uno de los miedos más profundos que puede sentir un candidato que se lanza hacia lo desconocido de un nuevo trabajo, es el miedo a ser explotado y privado de su libertad existencial, en otras palabras, nos hemos acostumbrado a relacionar el trabajo con cierto grado de privación y a una serie de significados negativos (estrés, cansancio, desmotivación, etc.).

 

Causal 2: el mercado laboral

A toda esta situación invisible que sucede en nuestras cabezas, tenemos que sumarle el panorama actual, la minería atraviesa por tiempos difíciles, las variables macroeconómicas han afectado tremendamente la estabilidad laboral, lo cual ha generado desconcierto y un sentimiento general de ansiedad.

 

Y no tenemos que olvidar que este fenómeno no es nuevo, ya que la economía mundial también atraviesa un proceso de aceleración constante, lo cual afecta tanto de manera positiva como negativa a los mercados, las empresas y los trabajadores.

 

En definitiva:

“Si sumamos la creencia de que todo trabajo es una privación de algún tipo de libertad, al contexto actual de la minería, no es de extrañar que surja el miedo a trabajar en minería”

 

Solución a la causal 1: la auténtica libertad

Para empezar tenemos que trabajar con la creencia de la libertad (haciéndola madurar). Existen ciertos factores que componen tu “grado de libertad” en la vida, tales como el dinero, el espacio y el tiempo. Estos factores son muy importantes para la vida, no obstante hay otro factor que es el más importante de todos: tu experiencia de vida, única y personal.

 

Cuando le confiamos nuestra libertad al dinero que tenemos, al tiempo o al espacio del que disponemos, es como si estuviéramos cediendo el control de nuestras vidas a eventos externos.

Ya sabrás que el dinero se puede acabar, el tiempo se puede acortar y el espacio se puede reducir, muchas veces por razones que escapan a nuestro control.

 

Nuestra meta entonces, es primero aprender a ser realmente libres para decidir qué hacer con lo que nos sucede, para tomar el control de nuestra mente y nuestro cuerpo, de tal manera que no importa lo que suceda “afuera”, no exista nada el mundo que pueda hacer caer lo que ya es firme dentro de nosotros. De esta manera podemos acceder a la hermana gemela de la libertad: la responsabilidad y no puede existir AUTÉNTICA LIBERTAD sin el logro de la responsabilidad existencial.

 

Desde este punto de vista, ya no importa tanto el trabajo o las condiciones que este pueda acarrear, sino más bien que nosotros seamos capaces de utilizar lo desafiante de esta experiencia para impulsarnos y crecer. Y de esta forma aquello que “nos esclaviza” pasa a transformarse en el combustible que nos impulsa.

 

Solución a la causal 2: desarticular las razones del miedo laboral

En segundo lugar tenemos que darnos cuenta de que debido a que no sabemos cómo será la situación futura, pudiera suceder que el miedo sea más un reflejo de nuestro pasado que de nuestro futuro.

 

Aplicando una lógica inversa, tal vez el miedo no sea generado por “algo que podría pasar”, sino más bien por “algo que ha pasado antes” y sobre estos hechos anteriores, nuestra mente construye todo tipo de fantasías terribles.

Visto de esta forma, la mejor manera de salir de este estado de miedo laboral que se encuentra en las experiencias pasadas, es comprender que un posible trabajo es la mejor solución, porque se encuentra en las experiencias futuras y trae consigo la promesa de toda una gama de buenas posibilidades de todavía ni siquiera hemos considerado.

 

Con estas dos soluciones cerramos este artículo y desde iMineros te deseamos una semana cuanto menos excelente, llena de auténtica libertad y calma.

 

Todas las ofertas de trabajo en minería en www.imineros.com

 

Please reload

Similares
Please reload