Cuidado con lo que publicas en redes sociales!


Facebook, Twitter, LinkedIn… Es común hoy en día tener cuentas en más de alguna de estas redes sociales, pero ten cuidado con lo que publicas, porque esto te puede jugar en contra si estás buscando trabajo.


Todos tenemos vida fuera del trabajo (¡o al menos deberíamos!), está bien compartir fotos y comentarios en las redes sociales, si así lo quieres, pero te aconsejamos revisar quién tiene acceso a esa información. Si tus contactos son personas cercanas y de confianza, no hay problema con que publiques lo que quieras, si, de todas maneras, son parte de tu vida, ¿verdad?.


El problema está en que si no has cuidado bien la privacidad de tus publicaciones, éstas pueden ser vistas por más personas que tus seres queridos.


La misión de un reclutador es encontrar al candidato ideal para un puesto y ocupará todas las herramientas disponibles para averiguar si un postulante es el indicado, lo que incluirá una búsqueda en las redes sociales más conocidas y en Internet en general.


Te invitamos a hacer una prueba rápida: ¿qué dice Internet de ti?. Ingresa a google.com y pon tu nombre de distintas formas. Por ejemplo, si te llamas José Ramón Pérez Castro, intenta con las siguientes versiones, incluyendo las comillas:

  • “José Ramón Pérez Castro”

  • “José Ramón” “Pérez Castro”

  • “José Pérez Castro”

  • “José Ramón Pérez”

  • “José Pérez”

¿Sorprendido con el resultado?


Una de las redes sociales que ha alcanzado gran popularidad es Facebook y es por esto que queremos dejarte un mini manual para cuidar tu privacidad en esta red social.


Como dijimos anteriormente, los reclutadores leen un poco más que tu currículum para saber quién eres, por lo tanto, lo más probable es que busquen tu nombre en Internet y lleguen a tu Facebook. ¿Superarás esta prueba?


A continuación, te dejamos unos ejemplos sobre lo que no deberían ver los reclutadores en tu perfil de Facebook:


¿Quieres hacerle pensar al reclutador que pasarás todo el día en “Face” en lugar de trabajar?



¿Quieres hacerle pensar al reclutador que eres un flojo, que no quieres ir a trabajar?


¿Quieres hacerle pensar al reclutador que no te gusta trabajar?



¿Quieres hacerle pensar al reclutador que te aprovecharás del sistema y que presentarás licencias médicas falsas? ¡¿Y qué decir de esa ortografía?!



Otras publicaciones que podrían perjudicarte son los mensajes donde reclamas acerca de todo, hablas mal de tu empleador o de la empresa donde trabajabas, mensajes con muchos garabatos o las fotografías donde estás un poco más que pasado de copas.


Todo lo anterior puede estar bien si lo haces con amigos y en la privacidad de las relaciones con tus amigos.


Si has compartido este tipo de imágenes y mensajes y estás arrepentido, te damos buenas noticias: hay forma de arreglarlo.

Primero, haz una “prueba de la blancura”. En tu cuenta de Facebook, abre tu Perfil haciendo clic en tu nombre, a un lado de donde dice “Inicio”.


Luego haz clic en los tres puntos al lado de “Ver registro de actividad”, y selecciona “Ver como…”.


De esta forma, se mostrará tu Perfil Público, tal como lo vería alguien que no es un Amigo tuyo en Facebook. Estos son los mensajes que podría ver un reclutador ¿Superaste la “prueba de la blancura”?


Si en tu Perfil Público aparecen cosas que no desearías que viera un reclutador, sigue las siguientes instrucciones:


1. En cada una de tus publicaciones, puedes editar por quién debería ser vista. Para esto, abre nuevamente tu Perfil (haciendo clic en tu nombre). Podrás ver todas las publicaciones que haz hecho. En cada una de ellas, puedes hacer clic en el pequeño triángulo invertido que está al lado de cada publicación y configurar la privacidad. Te recomendamos elegir la opción “Amigos”, para que nadie fuera de tu círculo pueda ver lo que has publicado en tu Muro.




2. Si tienes muchas publicaciones que no deberían ser públicas, ve al Menú haciendo clic en el pequeño triángulo blanco, en la parte superior derecha de la página y selecciona “Configuración”.



Luego, en la parte izquierda de la página, selecciona “Privacidad”.




2.1 Haz clic en “Editar” para cambiar la configuración de las publicaciones futuras, cambiando a “Amigos”.




De esta forma, de aquí en adelante no harás más publicaciones que pueda ver todo el mundo, sino solamente tus Amigos de Facebook.


2.2 Haz clic en “Usar registro de actividad” para cuidarte de las publicaciones en las que te etiqueten tus amigos. Haz clic en la pequeña rueda.



Cambia la opción a Activado.


2.3 Vuelve atrás (usando la flecha izquierda de tu navegador o repitiendo el paso 2) y selecciona “Limitar el público de publicaciones antiguas” y luego “Limitar las publicaciones antiguas”.



Ahora puedes ver nuevamente cómo sería tu Perfil Público, como lo explicamos anteriormente. ¿Pasas ahora la “prueba de la blancura”?


Además de cuidar lo que publicas en tu Biografía, te recomendamos cuidar el lenguaje que usas cuando publicas en diferentes páginas en Facebook o en Internet en general, pon atención a tu ortografía, no uses garabatos ni emitas comentarios ofensivos.


Finalmente, una imagen vale más que mil palabras: asegúrate de tener una buena foto de perfil, que sea digna del cargo al que postulas.



*Te gustó? Comparte, a alguien le puede servir*

*En www.iMineros.com te ayudamos a que encuentres ese trabajo en minería*