Como piensas indica como vives

04/07/2018

 

La mentalidad es usualmente definida como el marco mental o los lentes que de manera selectiva organizan y codifican la información que recibimos por nuestros sentidos.

 

De esta forma nuestra mentalidad nos orienta hacia ciertos comportamientos, formas de entender el mundo, acciones y respuestas.

 

La mentalidad son las gafas a través de las cuales observamos el mundo, cuán bien o mal, hermoso o amenazante, deprimente o relajante lo veamos dependerá de ellas.

 

 

 

Antes de profundizar más en el artículo piensa en la siguiente frase “me va mal en matemáticas porque soy malo en matemáticas”, es muy probable que hayas dicho lo anterior más de una vez en tu vida, y de no haberlo hecho de seguro conoces a más de una persona que lo hizo.

 

De manera simplista esta frase es indicativa de dos tipos de mentalidad, por un lado la que cree que nuestra personalidad y quien somos está establecido, al fin y al cabo (dice esta persona) "para qué estudiar matemáticas si internamente SOY malo", "no hay nada que pueda hacer al respecto si después de todo SOY malo".

 

Sin embargo, también existe otro tipo de individuos, aquellos que creen que todos nosotros somos maleables, vale decir, no existen atributos tallados en piedra y que a través del trabajo todo se puede cambiar, así el acercamiento de esta mentalidad a la frase en cuestión será más bien el siguiente, "puede que la matemática me cueste más que a la persona promedio, pero eso no significa que no pueda ser bueno en ella, solo implica que me tengo que esforzar más".

 

Para ejemplificarlo con trabajo en minería, alguien podría pensar:

 

 "Nunca entraré a esa empresa porque sólo se entra con pituto",

 

mientras otro puede pensar:

"No he podido entrar a esa empresa. ¿Como hago para poder entrar?"

 

Mientras una creencia limita al frustrarse por no poder ingresar a esa minera, la otra creencia hará ponerse a buscar distintas formas para poder lograr ese trabajo.

 

Cual de las dos formas de pensar crees que tiene más posibilidades de tener éxito?

 

 

Al recorrer la vida, la sociedad, la familia y la genética nos cargan de formas de pensar y creencias que existen para poder navegar en la vida, sin embargo, lo que se suele pasar por alto es que hay creencias que ayudan a navegar mejor que otras,  o que sirven para distintos tipos de tormentas y que cada una de éstas tiene un profundo impacto en todos los aspectos de la vida, desde la psicología a la fisiología y desde el comportamiento al desempeño.

 

Frente a la misma situación una mentalidad puede acarrear al individuo a ahogarse en stress a tal punto que queda en la inoperancia, mientras que otra mentalidad puede hacer que otro la vea como una situación desafiante, motivante, o incluso una que aumente su confianza en sí mismo.

 

Cómo percatarnos de nuestra mentalidad y poder extraer nuestro mayor potencial

 

  • Usa un lenguaje empoderado

No digas: “no puedo”, “veré”, “no sé”; en cambio puedes ocupar: “puedo”, “lo haré”, “averiguaré”, “me las arreglaré”. 

 

Cuida tu vocabulario, las palabras que llaman a la indefensión establecen una barrera, un techo del que solo tú eres responsable.

 

Podrás pensar que cambiar las palabras no cambia el sentimiento de fondo ni tu forma de ser, pero ya verás que al utilizar un lenguaje distinto estarás dando el primer paso para una mentalidad que te ayudará de mejor manera a desenvolverte.

 

  • Siempre pon tus pensamientos en perspectiva

Un consejo que se suele dar es el crear una distinción entre los pensamientos y la persona, tus pensamientos no son tú, sino más eres un observador de los mismos.

 

Cada vez que un pensamiento te limite, analízalo, pero no necesariamente créelo.

 

Un pensamiento no es la realidad es sólo un pensamiento, que por más que sea una representación cercana de la realidad, es solo una representación.

 

  •  Rodéate de la gente adecuada

No es bueno rodearse de personas que limiten tus posibilidades de desarrollo, todos los que nos rodean tienen una fuerte influencia en cómo nos sentimos y en qué metas ponemos, hasta incluso influencian el cómo somos.

 

Hay quienes dicen que nos convertimos en el promedio de las 5 personas con las que más tiempo pasamos, por lo tanto te recomendamos elegir tus círculos sociales con sabiduría.

 

 

 

Finalmente siempre lo más importante será percatarse de aquellos atributos de nuestra mentalidad que nos están restringiendo, conocer el problema es el paso más importante el camino para encontrar la solución.

 

 

 

Please reload

Similares
Please reload