Cómo responder en las entrevistas de trabajo (parte II)

19/06/2019

 

 

No es posible saber qué será exactamente lo que se te preguntará, sería genial pero simplemente es imposible.

 

De todas formas existen preguntas típicas que se pueden encontrar en la gran mayoría de las entrevistas y que es bueno tener preparadas, no con respuestas magistrales ensayadas hasta la coma (lo que claramente te puede jugar en contra) sino más bien ideas orientadoras que te sirvan para determinar en y dónde puedes enfocar la respuesta o cómo tienes que preparar el discurso para ser asertivo.

 

Las entrevistas laborales son una prueba y como tal tienes que estudiar para tener buen desempeño.

 

También debe quedar claro que no debes mentir, ya que no solo es bastante probable que el entrevistador se percate, recuerda que trabaja en esto y es profesional en su trabajo, sino que al mismo tiempo te estarás mintiendo a ti, quedando quizás en un trabajo que no te acomodará o para el que no estés calificado.

 

 

 

Por qué deberíamos contratarte?

Esta pregunta representa una espada de doble filo, por un lado es la mejor oportunidad para demostrar tu valía para el cargo, pero por otro, si es que no puedes llegar con una respuesta convincente probablemente la entrevista no llegue a buena puerto.

 

Como la pregunta es tan amplia, lo mejor es tener metodologías para poder abordarla.

 

El primer método se suele llamar de intersección, y es aquel que por un lado lista las ventajas que tendrá para la empresa el contratarte, pero que por el otro lista los beneficios que tendrá para ti el que te contraten.

 

Este cruce de ventajas, tanto para la empresa como para ti es fundamental ya que la empresa no solo quiere un colaborador que se encuentre motivado hoy, sino que uno que se mantenga entusiasmado y la mejor forma de demostrarlo es indicando ventajas en el largo plazo para ti.

Dejando en claro que la relación será un ganar-ganar.

 

El segundo método se ocupa dependiendo de la forma en la que se ha ido desenvolviendo la entrevista, si es que ya has hablado mucho de tus habilidades e intereses, quizás sea mejor ir directamente a la verdadera pregunta que está detrás del “por qué deberíamos contratarte” la cual es “por qué deberíamos contratarte a ti por sobre otro”.

 

Esto es importante porque lo más probable es que estés compitiendo con otros que estén similarmente calificados, con historiales y experiencia parecidos. Acá lo mejor será demostrar alguna ventaja que la compañía obtendría contigo y que no lo podría hacer con otro como una certificación especial; tu conocimiento acabado del negocio, de la firma, del cargo; tu vasta experiencia, etc.

 

Finalmente el tercero es tener presente que la empresa está buscando candidatos porque tiene un dolor que necesita eliminar, por lo tanto tienes que intentar identificar ese dolor y dar a entender cómo podrías eliminarlo rápidamente y evitar que se vuelva a producir.

 

Esta estrategia demuestra tu pensamiento sistémico, tu orientación a los resultados, tu forma de ver a la compañía y el hecho de que estás listo para los desafíos.

 

 

Cuáles son tus fortalezas?

 

Lo que se suele recomendar al responder esta pregunta es ser directo, tienes que nombrar tus verdaderas fortalezas no las que crees que el entrevistador quiere oír, aunque por supuesto tienes que nombrar las que sean más relevantes para el cargo, al mismo tiempo tienes que ser preciso, no es suficiente decir que tienes habilidades blandas, sino por el contrario, que eres persuasivo, un buen constructor de relaciones, líder de equipos, etc.

 

Para luego señalar cómo adquiriste estas habilidades o un ejemplo o historia con que se demuestre su uso.

 

 

Cuáles son tus debilidades?

 

Esta es una pregunta incómoda, nadie postulando a un trabajo e intentando sacar lo mejor de sí, quiere mostrar aspectos de su forma de ser que prefiere dejar ocultos, al mismo tiempo es una pregunta indirecta ya que más que intentar descubrir fallas, debilidades o problemas; lo que realmente quiere descubrir es cuán honesto eres y tu nivel de autoconocimiento.

 

Los dos extremos son malos, no puedes ser ni incompetente ni perfecto, por lo tanto la respuesta se encuentra en un balance entre lo dulce y amargo.

 

Por ejemplo señalar que eres tímido y te cuesta hablar en público pero que te encuentras trabajando para superarlo, o que en cambio tiendes a ser un poco serio pero que eso no te ha impedido ser un buen comunicador o compañero de equipo.

 

Otros artículos de interés: “Habilidades sociales necesarias para trabajar en minería”

 

 

Cómo te describiría tu jefe o un compañero de trabajo

 

Tienes que ser como en toda respuesta por sobre todo honesto, recuerda que existe una alta posibilidad de que contacten a tu antiguo empleador, además nunca sabes el nivel de contactos que tenga el entrevistador o el departamento de recursos humanos.

 

Lo más probable es que sepan más de ti de lo que crees, lo que será más cierto mientras más alto sea el cargo al que te encuentras postulando.

 

Por muy incómodo que sea para algunos hablar de sus propios logros, esta pregunta es una oportunidad perfecta para intentar sacar fortalezas que no has sacado a lucir antes, o abarcar las mismas pero desde una perspectiva diferente.

 

Ahora cómo hacerlo sin caer en la soberbia, un buen consejo es citar informes de desempeño internos, en donde no es tu opinión sobre ti la que expones, es la evaluación concreta y con respaldo que alguien realizó sobre tu trabajo, otra estrategia es intentar preparar historias cortas que den cuenta de habilidades concretas.

 

Otros artículos de interés: “La verborrea autorreferente”

 

 

 

 

Please reload

Similares
Please reload