Habilidades blandas para desarrollar en tiempos de incertidumbre


Ahora más que nunca, las personas están buscando líderes para obtener orientación sobre cómo enfrentar estos tiempos de incertidumbre. En un esfuerzo por demostrar un liderazgo efectivo y transparente, los gerentes deben apoyarse en sus habilidades blandas para maximizar la confianza en sus equipos mientras trabajan para minimizar el estrés y la ansiedad.


Entonces, ¿qué son las habilidades blandas? Las habilidades blandas son rasgos de carácter, atributos personales y otras habilidades no técnicas que te ayudan a trabajar y comunicarte con otras personas. Es posible que tengas que aprender algunas, y otras podrían surgir de forma natural. El saber escuchar, la comunicación y la delegación de tareas son ejemplos de habilidades blandas.


Estos son nuestros consejos sobre cómo desarrollarlas en tiempos de incertidumbre.


1. Ejerce inteligencia emocional.


Lidera con empatía y compasión. Al comunicarse con su equipo, los líderes deben reconocer la incertidumbre y la ansiedad que los empleados están experimentando y proporcionarles una visión de compasión. Los empleados confían en que los líderes les darán una sensación de esperanza y estabilidad, y son los gerentes los que deben dejar en claro que vendrán tiempos mejores por delante y en última instancia, proporcionar optimismo de forma remota. Los equipos deben tener el hábito de incitar a otros a compartir de dónde vienen y escuchar cuidadosamente sus respuestas para fomentar y generar confianza.



2. Se transparente para construir credibilidad.


Para aumentar y fortalecer aún más las conexiones en el equipo, los líderes deben ser honestos y transparentes en su comunicación. La comunicación efectiva es crítica ya que los líderes no deberían ocultar noticias desafortunadas o un cambio de dirección. Los gerentes que no comparten todos los hechos se vuelven menos creíbles y confiables, lo que podría tener peores consecuencias en el futuro.


3. Colabora.


Todos experimentamos COVID-19 juntos. La verdadera colaboración ocurre cuando los miembros del equipo tienen empatía y comprensión entre ellos. Alentar al equipo a trabajar de manera cruzada fomentará la colaboración y desarrollará nuevos brotes de creatividad dentro de diferentes proyectos.


4. Adáptate al cambio


Expande tu mentalidad. La capacidad de adaptarse a las circunstancias cambiantes comienza con una mentalidad abierta dispuesta a aceptar cambios en todos los ámbitos. Ponte a prueba para convertirte en un solucionador de problemas cuando te enfrentes la adversidad. Es más fácil adaptarse cuando tienes varias ideas y soluciones. Para cada proyecto, piensa en algunas formas alternativas en que se podría lograr. Acostúmbrate a probar ideas para asegurar que siempre estas aprendiendo y refinando tu enfoque en el trabajo.

Checkeate tu mismo: ¿Tienes alguna de las siguientes habilidades blandas?

  • Gestión del tiempo

  • Trabajo en equipo

  • Comunicación

  • Adaptabilidad

  • Capacidad para trabajar bajo presión

  • Innovación

  • Saber escuchar

  • Delegar

  • Creatividad

  • Ética de trabajo

  • Liderazgo

  • Resolución de problemas


Recuerda que no estás solo. Pregúntale a tus amigos, colegas e incluso antiguos empleadores qué habilidades sociales les viene a la mente cuando piensan en ti. También puedes pedirles que muestren ejemplos específicos de cuándo utilizaste bien esa habilidad.


Por último, elije 1 o 2 habilidades blandas de la lista anterior para desarrollar y haz un plan de mejora activa.